TOFU, MOFU Y BOFU… Son la abreviatura de Top, Middle y Bottom of the Funnel, son 3 conceptos que debes tener en cuenta ya que hace referencia a las fases del Embudo de Conversión, es decir, el proceso de compra que experimentan tus prospectos desde que se contactan por primera vez con tu marca, hasta que finalmente deciden comprar tus productos o servicios.

– TOFU (Top of the funnel)
Es lo más alto del embudo o funnel, donde el contenido se crea para atraer al mayor número de visitantes posible. Por tanto, no puedes lanzarles una oferta porque aún no tienen clara su necesidad. En la etapa TOFU se suele difundir contenido en formato post que ayudará a tus usuarios a identificar qué es lo que necesitan.

Por ejemplo, un post sobre las “Razones por las que hacer Marketing de Contenidos”.

– MOFU (Middle of the funnel)
Es como llamamos a la segunda etapa del embudo de conversión, aquí los usuarios ya han descubierto lo que necesitan por lo que se deslizan por el embudo y llegan a la parte media. En la etapa MOFU se trata de ofrecer contenido creado para que los usuarios empiecen a verte como una opción a considerar para satisfacer su necesidad. Así que debes tener claras las necesidades de tus clientes para poder acompañarlas dentro del funnel y prepararlas para la venta.

Por ejemplo, “La guía definitiva para hacer Marketing de Contenidos” que te posicionará como experto en el tema y ayudará a que tu usuario, te tenga en mente a la hora de contratar una agencia de Marketing.

– BOFU (Bottom of the funnel)
Es la pieza fundamental que cierra el ciclo de venta. A la parte más estrecha del embudo sólo llegan los usuarios que, tras visitarte, te han considerado como opción y ya están interesados en tus productos y/o servicios.